Dreamwalking: Entrando en el sueño de otra persona

El sueño es la pequeña puerta escondida en el más profundo y más íntimo santuario del alma – Carl Gustav Jung –

https://i.ytimg.com/vi/zekuhSntj_o/maxresdefault.jpg

¿Alguna vez has tenido un sueño donde no reconocías absolutamente nada? ¿No eras capaz de reconocer rostros, personas, paisajes, o situaciones? ¿Era casi como si estuviera viendo un mundo a través de los ojos de otra persona? Si es así, entonces es posible que hayas estado dentro del sueño de otra persona. Estamos hablando de “dreamwalking”, un término utilizado para definir una forma de sueño lúcido, pero con la diferencia de que se accede involuntariamente o voluntariamente al sueño de otra persona para manipularlo. También existe la posibilidad de que alguien haya entrado en el sueño de otros sin ni siquiera estar dormido, mediante un estado de meditación profunda.

¿Qué son los sueños?

Pero antes de entrar en el increíble mundo de los dreamwalking, hablaremos del universo onírico. Para los antiguos aborígenes australianos el mundo de los sueños era tan real como el mundo físico. Los sueños han fascinado a la humanidad desde que tenemos memoria. Se cree que los sueños son como una ventana a nuestros verdaderos pensamientos e intenciones. A veces los sueños pueden predecir eventos futuros y advertirnos de peligros. En otras ocasiones, nos ofrecen la respuesta a nuestros problemas diarios.

Los nativos americanos creían en el poder del “Atrapasueños”. Originarios de la Nación Ojibwe de América del Norte, los Atrapasueños estaban destinados a proteger a la persona de los sueños negativos mientras dormía, dejando así los sueños positivos. Ilustres personajes de nuestra historia como Sigmund Freud y Carl Jung creían que los sueños revelaban información de nosotros mismos oculta en la mente inconsciente. Sin embargo, en la actualidad se sabe bien poco acerca de la naturaleza de los sueños, pero lo que si sabemos con certeza es que juegan un papel crucial en nuestra existencia.

Accediendo a los sueños ajenos

Volviendo a los dreamwalking, una persona en su estado de sueño puede ser fácilmente influenciado por otra persona o soñador mediante una especie de señal (o emoción). A veces, esta señal es recibida por una persona receptiva al azar, sin embargo, en ocasiones puede tratarse de una recepción deliberadamente preparada. En ciertos momentos de angustia, la señal se envía involuntariamente para que cualquiera persona pueda recogerla. Sin embargo, hay otras veces que alguien necesita llegar a un individuo específico, por lo que el “receptor” al despertar se siente la repentina necesidad de ponerse en contacto con la persona que estaba soñando con él.

Lamentablemente, no se ha escrito mucho sobre este tema y prácticamente no existe absolutamente nada con respecto a las técnicas. Para muchos de nosotros el nivel de receptividad es bloqueada por nuestros propios egos. Durante nuestro estado de sueño tenemos nuestra mente más abierta, y también a nivel espiritual. Durante el sueño, nuestro cerebro funciona en modo automático y comienza a procesar todo tipo circunstancias que tuvieron lugar durante el día. Debido a que nuestro cerebro durante el sueño procesa de modo automático nos permite ser más pasivos y, por lo tanto, podemos adentrarnos en los mensajes sugerentes o incluso simbólicos del inconsciente.

Dependiendo del nivel de ser capaz de controlar los sueños, se puede omitir el proceso de la meditación e ir directamente al sueño. El mejor momento para practicar esta técnica es cuando alguien necesita ayuda. A veces una persona está estresada, deprimida, enferma, o simplemente necesita ayuda, por lo que esta técnica ayuda a ofrecer nuevos caminos en la vida o transmitir mensajes inconscientemente. 

Antes de continuar, asegúrate de elegir alguien que conoces muy bien. Por lo general, la elección de un participante involuntario no funcionará. El libre albedrío de un individuo no puede permitir ciertas interacciones, incluso mientras duermen. Si hay una buena conexión durante el estado de despierto, entonces no debe de haber problemas en interactuar durante el estado pasivo, cuando somos más vulnerables. Por lo tanto, con el fin de experimentar con esta técnica, asegúrate de que la persona que está dispuesta a interactuar.

Pasos a seguir:

1. Asegúrate de que la persona está dormida antes de continuar con el proceso. Calcula el tiempo que necesita para entrar en el sueño profundo. Unos 90 minutos después de que se duerma es cuando llegan a la fase REM del sueño, donde se obtiene los mejores resultados.

2. Comienza con un profundo estado de meditación; relaja cada parte de tu cuerpo desde la cabeza hasta los dedos de los pies. Una vez que pierdas completamente el contacto con el mundo físico y sientas como si estuvieras flotando en el vacío del espacio, entonces continúa con el siguiente paso.

3. Mientras flotas en el vacío del espacio, poco a poco comienza a visualizar a las personas que quieres permitir viajar al interior de tu mundo imaginario a través de las nubes de tu subconsciente. Siente las emociones y sentimientos de estar en presencia de esa persona no como si se tratara de una falsa realidad, sino más bien, dentro de un estado de despertar de la conciencia.

4. A medida que flotan en tu mundo de sueños puede que comiences a ser testigo de imágenes y extrañas escenas, no te preocupes, recuerda que eres un mero observador. Mira alrededor de este mundo imaginario hasta que te encuentres con la persona con la que compartes el sueño. Lo más probable es que estén dentro de un papel pasivo dentro del sueño. En este punto, puedes proceder a llamar a su atención o tomando el control de la situación. Esto puede ser simplemente cogiendo su mano y haciendo que te siguan en tu mundo imaginario.

5. Crea mentalmente una realidad que consiste en lo que quieras que sea. Se creativo. Es importante evitar mostrar consecuencias negativas, solo centrarte en circunstancias positivas. Si dominas tu capacidad de sueños lúcidos puedes intentar esta técnica simplemente haciendo un esfuerzo consciente para entrar en el sueño de la otra persona. Existen métodos y formulas sin límites para obtener el mismo resultado. Aunque en un principio no se debería hacer, puedes intentar estas técnicas con una persona sin su consentimiento, siempre y cuando sepas o sientas que realmente necesita tu ayuda y que por cualquier motivo no te la pueda pedir en el mundo real.

Reglas a tener en cuenta:

1. No se puede influir negativamente en otra persona durante el sueño. Su propio subconsciente sabe lo que se está haciendo para bien o para mal, y cualquier negatividad es rápidamente eliminada del sueño.

2. Si deseas transmitir mensajes hazlo a través de símbolos o visualmente. El control de las escenas durante el sueño está totalmente en tus manos, así que crea algo lo suficientemente llamativo para transmitir un mensaje positivo. Si la persona está estresada o deprimida, crea un paisaje mágico que le quite la angustia. Muestrales que estás ahí para ayudarles.

3. Siempre mantén un sentido de empatía. Se empático con tus pensamientos y sentimientos. Si una persona está pasando por un momento difícil en su vida entonces se consciente de ello, y transmítele un mensaje positivo.

Como podemos comprobar, los sueños es un mundo desconocido que bien utilizado sirve para ayudar a las personas. Sin embargo, también puede ser utilizado para un propósito siniestro. Es por este motivo que debemos conocer perfectamente nuestro universo onírico, ya que es mucho más de lo que parece, es una ventana al interior de nuestro ser. Protégela.

Fuente: mundoesotericoparanormal.com

4 pasos para interpretar tus sueños de acuerdo con los métodos de Carl Jung

No sólo se trata de identificar arquetipos, también es necesario saber qué significan para el soñador.

https://i2.wp.com/www.saludypsicologia.com/img/thumbs/287577acc2d073bc12f3854231946609.jpg

Los sueños han intrigado a los humanos durante generaciones. Ciertas civilizaciones antiguas concebían que los mundos oníricos y nuestras experiencias en ellos eran parte de nuestra conexión con el mundo espiritual. Posteriormente la manera en que las personas consideran sus sueños fue modificándose, pero aún nos levantamos de vez en cuando con el deseo de saber qué significa lo que hemos experimentado tan vívidamente mientras que nuestro cuerpo yacía despatarrado en la cama. En este sentido, los métodos de interpretación de sueños creados por Carl Jung son bastante sencillos y no requieren que seas un erudito en mitología o arquetipos.

Analizar nuestros sueños de esta manera puede resultar una herramienta útil de autoexploración, ya que para hacerlo sólo se necesita tener deseo de cuestionarse a uno mismo y estar dispuesto a llevar una bitácora al respecto, pues nuestra mente inconsciente nos habla en un lenguaje de símbolos, de tal manera que podemos descifrar los vericuetos de nuestros dramas internos al revisar lo que el inconsciente nos está proyectando. Hacerlo implica decodificar los símbolos del inconsciente y para hacerlo se pueden seguir cuatro pasos básicos:

dream-double

1. Hacer asociaciones relacionadas con los símbolos del sueño

Escribe cada una de las imágenes o elementos del sueño; por ejemplo: zapatos azules, gato blanco, casa de la abuela. Luego escribe qué asociaciones surgen en tu mente con respecto a cada uno de estos elementos. Estas asociaciones son especiales para cada persona porque mientras que para unos soñar con cruzar un puente puede indicar una travesía emocionante o el final de una etapa difícil para otros podría ser un camino inseguro donde emerge su pánico a las alturas. Las asociaciones correctas para cada elemento son aquellas que sientes como tales; puede ser que tengas tres o cinco para una imagen, pero una de ellas es la que realmente causa una reacción en ti y descubres que tiene sentido. No sólo se trata de reconocer arquetipos sino de descubrir qué significado tienen en tu vida.

2. Conectar las imágenes del sueño con aspectos internos del ser

Gracias a las asociaciones del primer paso puedes empezar a identificar a qué parte de tu ser corresponde cada elemento. A veces vemos a ciertas personas en nuestros sueños como amigos, parejas o familiares y por lo tanto sería fácil asumir que el sueño se relaciona con estas personas. Sin embargo, esto no es siempre atinado; a veces vemos a una persona que no conocemos pero en el sueño sabemos quién es, por ejemplo una guía o un hermano. En otras ocasiones estas personas que vemos son en realidad un símbolo para quien sueña, representando una cualidad, acción, estado emocional o concepto, pues el subconsciente suele tomar imágenes de las situaciones del mundo de la vigilia para simbolizar algo que le pasa al soñador.

3. Elige la interpretación correcta

Este paso implica preguntarte cosas con respecto al mensaje que el sueño intenta comunicar. Lo mejor es escribir una lista de opciones. Una vez hecho esto lo que sigue es escoger una. Si tienes problemas hay ciertos parámetros que pueden servirte de guía. Elige una interpretación que te muestre algo que no sabías. Evita las interpretaciones que nada más estén adulando o complaciendo a tu ego. Descarta las interpretaciones que te quiten responsabilidad sobre el asunto, ya que esto generalmente es simple evasión.

4. Ancla el nuevo conocimiento con un ritual

Para integrar la experiencia del sueño a tu vida en el tiempo de vigilia es importante que realices un ritual, pues esta es la forma simbólica de traer la información del subconsciente a la mente consciente anclándola en en el mundo físico. Las acciones rituales no tienen que ser complejas ni incluir velas, símbolos y oraciones. Pueden ser cosas tan sencillas como escribirle a alguien o pasar a hacerle una visita; el punto es realizar una acción que indique la comprensión del mensaje.

Fuente: pijamasurf.com

Los sueños y viajes astrales

Los sueños y viajes astrales

wp-1468061357137.jpg

El ser humano es un compuesto de cuerpo y alma, pero más que cuerpo es un alma. Estos cuerpos están unidos por un cordón de plata. Cuando la persona duerme, el ALMA o cuerpo astral sale del cuerpo físico por la glándula pineal rumbo a la cuarta dimensión o mundo de los sueños.
En el sueño nos vemos como en una película, en donde cada uno es el actor principal. En el sueño y con el ALMA en estado inconsciente, sin saber el por qué, podemos viajar a otras ciudades, a otros países, hablar con personas que no conocemos, hablar con las ALMAS de personas que ya murieron, ver cosas que van a suceder, etc.

“Mientras dormimos es posible que nuestro cuerpo astral se desprenda del cuerpo físico y realicemos lo que se conoce como “viajes astrales”. Cuando hacemos viajes astrales nuestro cuerpo astral querría que despertásemos con un claro recuerdo de todas estas experiencias, pero, el cuerpo físico no puede permitirlo, por lo cual hay un conflicto entre ambos cuerpos, y con frecuencia tenemos algunas imágenes asombrosamente deformadas, cosas que realmente no podrían suceder. Siempre que ocurre en el astral algo contrario a las leyes físicas del mundo físico, hay un conflicto, y entonces interviene la fantasía y tenemos pesadillas o las cosas más raras imaginables.
En el astral se puede levitar, flotar hacia arriba, viajar a todas partes, ver a todo el mundo y visitar cualquiera de los centros mundiales en el mundo físico no y por ello, en el conflicto entre el cuerpo físico y el astral hay deformaciones tan extremadas de las experiencias de nuestros viajes astrales que realmente anulan todo beneficio que el astral trata de enviar. Tenemos entonces los llamados sueños que carecen de sentido para nosotros. Los sueños son pues, una racionalización de los acontecimientos que ocurren en el mundo astral. ¿Dudáis si un sueño es un producto de la imaginación o un recuerdo deformado de un viaje astral? El medio más fácil es preguntaros si veis las cosas con mayor claridad en el sueño. Si es así, entonces es un recuerdo de un viaje astral. Con frecuencia se ve el rostro de una persona amada o se tiene una fuerte impresión de un ser amado: ello se debe a que habéis visitado a dicha persona en un viaje astral. ¿Eran los colores más vivos de los que recordáis haber visto en la Tierra? Entonces también es un viaje astral. Los llamados sueños son ventanas al otro mundo. Cultivad vuestros sueños, examinadlos; cuando vayáis a dormir por la noche decidid que vais a “soñar realmente”, es decir, que cuando os despertéis por la mañana tendréis un recuerdo claro y puro de lo acontecido por la noche. Puede hacerse, se hace; sólo en el mundo occidental, donde se duda tanto, donde se piden tantas pruebas, la gente lo encuentra difícil… Vosotros también podéis hacerlo, con la práctica y con un sincero deseo de hacerlo sólo por el bien..

“Recordad que los sueños se relacionan con lo que está en el pasado etérico y aquello que actualmente esté ocurriendo a nivel itérico… Al tener un cuerpo físico sano, vosotros estáis interactuando y fusionándoos con las dimensiones entre aquello que es etérico, y aquello que es itérico. Esto que es etérico es la ignorancia e itérico es la sabiduría. La sabiduría pulsa a 12 ciclos por nanosegundo, la ignorancia lo hace a tasas más lentas. Sabiduría significa que vosotros estáis usando vuestros 7 primeros chakras en conjunción con la 8a, la 9o, la 10a y la 11ª dimensiones. La 12a dimensión es la implicación completa de la 1a a la 11a… La energía etérica está presente si la ignorancia se convierte en el navío responsable de toda la inteligencia. La ignorancia se convierte en vuestra propia entidad intelectual cuando operáis a menos de 12 ciclos por nanosegundo dentro de la 3ra. dimensión.”
“Existe una gradación infinita de realidades coexistentes, simultáneas, sobre las cuales nos abre el sueño una ventana natural. Este universo es una gradación de planos de conciencia que se escalonan sin interrupción de la materia al Espíritu puro y todo se sitúa en el seno de estos planos: nuestra vida, nuestro sueño y nuestra “muerte”… Vida, muerte, sueño no son sino diferentes posiciones de la conciencia en el seno de esta misma gradación… Cobrar conciencia de estos diversos grados de realidad es, pues, nuestra tarea fundamental, y cuando hayamos realizado íntegramente esta labor, desaparecerán las artificiales líneas de demarcación que separaban nuestros diversos modos de vida y pasaremos sin interrupción o sin lagunas de conciencia, de la vida al sueño y a la muerte, o, más exactamente, ya no habrá ni muerte ni sueño como nosotros lo entendemos, sino diversas maneras de percibir continuamente la Realidad total y, acaso, por último, una conciencia integral que todo lo percibirá simultáneamente.

“Los sueños son recuerdos. Los sueños no son meros mensajes simbólicos del inconsciente, aunque mucha gente sólo los acepte de esta manera. Los sueños pueden tener mensajes simbólicos, pero sólo en el nivel más superficial. El mundo de los sueños es en realidad una experiencia de Viaje del Alma imperfectamente recordada. Cuando el recuerdo no es muy vívido, le llamamos sueño. Se trata de experiencias de vida en mundos más amplios. Estas experiencias internas son tan importantes para adquirir sabiduría, conocimiento y entendimiento, como cualquier experiencia aquí en la Tierra.”

CÓMO SE CLASIFICAN LOS SUEÑOS?

Al igual que ocurre con las definiciones acerca de qué es un sueño, las clasificaciones basadas en los contenidos de un sueño son muy variadas. Éstas me parecen las más esclarecedoras:

Sueño ordinario u etérico: Es el tipo de sueño cotidiano cargado con las cuestiones emocionales de la vida interior y exterior.

Sueño de sabiduría o itérico: Es el tipo de sueño en el que el contenido, la simbología o las sensaciones nos revelan que hemos adquirido conocimiento de fuentes elevadas y que potencialmente tenemos oportunidad de aplicar este conocimiento en nuestra vida diurna.

Sueños psíquicos: Despliegan el desarrollo de nuestras capacidades intuitivas implicando percepciones espontáneas en el tiempo y en el espacio que no pueden basarse en nuestro conocimiento exterior. Por ejemplo telepatía (conocimiento de hechos paralelos) o clarividencia (conocimiento de hechos que tienen lugar en el futuro).

Sueños recurrentes: Los que aparecen varias veces tal cual o con ligeras variaciones. Han de ser considerados como sueños de importancia que reflejan pautas fundamentales en la psique del soñador, pautas que, de alguna manera, están “bloqueadas” y no pueden fluir o cambiar.

Sueño predictivo: Es el que representa acontecimientos literales acerca del futuro.

Sueño de prospectiva: Es aquel orientado al futuro, pero que sólo representa potencialidades o alternativas de acción.

Sueño de confirmación: Es el que refleja significativamente un nuevo paso que hemos dado en nuestra vida y sentimos el aval de nuestra sabiduría interior.

Sueños lúcidos: Describen el estado de sueño en el que experimentamos fuerza de voluntad y libre albedrío. El soñador comprende que está soñando, como si observara un sueño dentro de otro sueño.

Sueño grandioso: Aquel que evoca un sentimiento especialmente poderoso y que contenga un simbolismo universal y trascendente. Nos produce respeto por su significado y nos proporcionan una dirección curativa en la vida. Suelen tener una cualidad sincrónica con aspectos del exterior.

Sueño de la sombra: Es protagonizado por la sombra, o aspecto reprimido, en el que hacemos algo extraño o algo que no nos atreveríamos a hacer en la vida exterior. Nos sorprende por nuestro instinto, violencia o cualquier otra cuestión oculta.

Pesadillas: Sueños de ansiedad extrema en los que aquello a lo que uno no se enfrenta conscientemente surge con plena fuerza inconsciente creando miedo o una sensación de peligro de aniquilación o un miedo indeterminado.

VIAJES ASTRALES.

¿ QUE ES EL PLANO ASTRAL ?

El plano astral o mundo astral es el plano donde existen las energías de una frecuencia superior a la materia, por ese motivo no podemos entrar con nuestro cuerpo físico, sino que debemos hacerlo con nuestro Cuerpo Astral. Existen planos superiores al plano astral pero estos son dimensiones superiores difíciles de percibir. El plano astral es un mundo paralelo al nuestro.

¿Como es el Plano Astral?

El plano astral, a parte de existir un enorme tráfico de energías (fotones, frecuencias de telefonía, rayos infrarrojos, etc.) existen estructuras energéticas que igual que el cuerpo astral también poseen conciencia propia. Elementales, seres de luz, maestros ascendidos, espíritus fallecidos, todos ellos son formas energéticas conscientes que residen permanentemente en el plano astral. No nos asustemos, el viaje astral no tiene ningún peligro, para más información recomiendo la sección Peligros Viaje Astral. Los habitantes de los planos superiores pueden ver los individuos de planos inferiores como el nuestro pero nosotros no podemos ver a seres de este otro mundo excepto que se posea una enorme sensibilidad espiritual.

Se sabe que el plano astral tiene sus jerarquías, normas de conducta, etc. Es un mundo similar al nuestro, estructuralmente hablando pero en ocasiones difícil de comprender debido a su complejidad, ya que todo lo que sucede allí no corresponde a las leyes físicas convencionales, sino a las leyes cuánticas.

¿Como ver el Plano Astral?

Como se ha dicho con anterioridad solo se puede acceder mediante el viaje astral, una recomendación si jamás hemos practicado el viaje astral es empezar a aprender como meditar. Para ello es imprescindible seguir las técnicas para el desdoblamiento con constancia y dedicación, estas irán seguidas de unos avisos o síntomas, puedes informarte accediendo aquí: Síntomas Viaje Astral. Está es la opción más directa y efectiva para ver el plano astral, pero desde la antigüedad han habido métodos que han permitido ver a brujos, chamanes y espiritistas ver el plano astral o comunicarse con él.

El acceso y trato SEGURO solo es posible mediante el viaje astral, hay modos de comunicarse con el plano astral pero no los recomiendo en absoluto, (ouija, espiritismo, brujería, rituales…). Con el viaje astral lo que hacemos es ENTRAR en el plano astral, con lo otros métodos no entramos, sino que ABRIMOS una puerta. Una puerta tanto de entrada como de salida, que en el caso que no sepamos cerrarla o lo hagamos de un modo incorrecto puede ser un tormento para nuestras vidas.

En Ley Cósmica solo vamos a tratar prácticas que sean completamente seguras y que no representen una amenaza para nosotros, ya que por el hecho de entrar en contacto con este apasionante mundo no debemos olvidar en plano físico.

Con el viaje astral tenemos la posibilidad de entrar en el plano astral sin abrir portales y por lo tanto evitar entradas inesperadas de seres que provengan del mundo astral. Por supuesto todo no puede ser y un modo seguro de contacto con el plano astral no es tan fácil como los rituales e invocaciones, pero de lo que se trata es hacer de nuestra experiencia una vivencia fructífera y satisfactoria, no un tormento por un acto temerario.

¿Que aprender del Plano Astral?

Muchos se preguntan de que sirve visitar el Plano Astral si no podemos llevarnos nada de él o cosas parecidas. El viaje astral es un acto de superación que nos aportará unas vivencias realmente distintas a la de la mayoría de la gente. Beneficios directos no tiene muchos, ya que las experiencias no nos aportan comodidades, simplemente son experiencias que nos sirven para tener una visión más acertada de la vida, en definitiva: ser más sabios.

El simple hecho de auto-demostrarnos la existencia de que hay algo más allá de la muerte ya es suficiente motivo como para practicar el viaje astral. Para quien consigue acceder al plano astral, esta auto-demostración es solamente el principio de una nueva vida, justo después de la primera experiencia todo recobra un nuevo sentido, se ve el mundo de un modo que jamás hubieras imaginado. Justo después de la primera experiencia descubres un mundo repleto de posibilidades y te das cuenta que durante todo este tiempo has estado dormido.

El Viaje Astral tiene un seguido de síntomas (Síntomas del Viaje Astral) que nos determinan si estamos cerca de alcanzar la meta. Los Síntomas del Viaje Astral son como avisos que nos indican lo cerca que estamos de realizar un viaje astral.
Los síntomas del viaje astral normalmente no se sienten mientras estamos despiertos, para lograr estos síntomas hay que recrear un estado sumamente relajado. Podemos lograr los síntomas siguiendo las instrucciones de la sección Técnicas Viaje Astral.
Igual que la telekinesis, los síntomas normalmente aparecen al cabo de una semana de practica. El sentir los síntomas del viaje astral no significa que vayamos a salir al Plano Astral esa misma noche, el sentir los síntomas del viaje astral significa que estamos cada vez más cerca de hacer un viaje astral.

No debemos esperar resultados inmediatos, para sentir los síntomas del viaje astral hay que practicar noche tras noche. Al principio serán más suaves y a medida que pase el tiempo los sentiremos con más intensidad y persistencia. Esto es un buen síntoma, cuanta más intensidad tengan y más tiempo duren más fácil nos será salir del cuerpo.

Hay que estar atento a estos avisos del viaje astral, podemos jugar con ellos, intentar incrementarlos, acelerarlos, reducirlos, suavizarlos, etc. Veremos que poco a poco somos capaces de controlar las reacciones de nuestro Cuerpo Astral, y llegará un punto que podremos ampliarlos de tal modo que será una sensación inolvidable.
La proyección astral ocurre cuando los síntomas son tan notables que hacen que nos despeguemos del cuerpo de un modo realmente mágico. No debemos preguntar como son las sensaciones, o que se siente con los síntomas del viaje astral, ya que es algo francamente indescriptible y solo con la experiencia podemos conocerlos. Preguntar que se siente al salir al astral, es como si un ciego preguntara como es el color amarillo. Sería algo verdaderamente difícil de responder ya que este no tiene nada a lo que pueda relacionar el color amarillo. Con los síntomas ocurre igual.
En Ley Cósmica somos conscientes de que en ocasiones tales síntomas pueden darnos miedo y hacernos replantear nuestra intención de hacer un viaje astral. Recomendamos leer la sección Peligros Viaje Astral para despejar las posibles dudas que puedan salir durante el entrenamiento.

Su cerebro sueña ¿o no? La sinapsis (La sinapsis es el proceso esencial en la comunicación neuronal y constituye el lenguaje básico del sistema nervioso.) está ahí para demostrarlo, y en su sueño REM más profundo, afloran muchas cosas muy complejas. Esas cosas están todas en su ADN, suministrado a su cerebro. Así que el ADN incluso le suministra a su cerebro instrucciones e influencia para la actividad del sueño para ustedes. Estas cosas son difíciles de explicar, ya que no estamos hablando de cosas lineales, sino de lo que es cuántico.
Todos ustedes sueñan en estado cuántico. Por eso no hay linealidad, y las cosas no siempre tienen sentido. Quienes han fallecido y quienes no, están todos juntos en sus sueños, sin embargo se ven los unos a los otros. Los sueños no tienen sentido porque no están en la realidad a la que ustedes están acostumbrados. Ése es su ADN hablando, el Registro Akáshico presentándose y reproduciéndole “las cintas” a su cerebro. Los científicos no admiten esto, porque no pueden ver el campo, pero el ADN es la conciencia humana y el cerebro es sólo el motor tridimensional de la sinapsis que suministra el puente para su realidad.

Fuente: facebook.com

El mensaje de los sueños

Sueños

El mensaje de los sueños

El mundo de los sueños, se abre ante nosotros mientras dormimos

Cuando dormimos pasamos por diferentes estados y fases del sueño, en primer lugar, el sueño sin movimientos oculares rápidos (sueño no REM), que tiene 4 fases, en progresión de profundidad.  Las fases III y IV, denominan el sueño de ondas lentas (SOL) o sueño profundo.

Después prosigue el sueño de movimientos oculares rápidos (REM), con la Fase V del sueño o sueño paradójico. Y es en ésta fase donde aparecen las ensoñaciones o sueños. Es habitual que se presenten de 4 a 6 periodos de sueño REM durante la noche.

¿Qué es soñar?

El Ensueño es el proceso de soñar o de tener un sueño. Los sueños son manifestaciones mentales de imágenes, sonidos, pensamientos y emociones, normalmente relacionados de forma simbólica con la realidad de la persona que sueña.

Soñar es un proceso mental involuntario, en el que aparecen sin censuras emociones relacionadas con experiencias vividas. Y donde se re-elaboran informaciones almacenadas en nuestra memoria.

Los recuerdos que se mantienen al despertar pueden ser mínimos o muy elaborados.

Se ha comprobado que puede haber sueños en cualquiera de las fases del sueño, sin embargo, se recuerdan más sueños en la fase REM.

Sueños

¿Qué nos dicen los sueños?

Para el Psicoanálisis es importante distinguir el contenido manifiesto de los sueños, es decir, la historia o sucesos del sueño y los símbolos que aparecen, así como el contenido latente, es decir, la interpretación del contenido manifiesto, su significado.

Todos los sueños significan algo, ya que siempre están relacionados con emociones y símbolos, relacionados con experiencias presentes o pasadas.

Tipos de sueños

Los tipos de sueños que se pueden dar son las pesadillas, que contienen emociones atemorizantes, y que nos influyen en el día posterior a tener la misma. Éstas están relacionadas con traumas, abandonos en la infancia, estrés, miedos, inseguridades, insatisfacciones y problemas de salud o en las relaciones.

Y los sueños curativos, de éstos, se conoce la terapia de los sueños, ya que se trata de sueños “lúcidos”, donde la persona sabe que está soñando, y maneja los sueños para modificar las emociones negativas.

¿Cómo saber el significado de nuestros sueños?

Existen muchas hipótesis y explicaciones de los símbolos que aparecen en los sueños. Sin embargo, puede que no se ajusten a la realidad de la persona que lo soñó, ya que para poder entender el significado concreto de un sueño para la persona soñante, hay que conocer las emociones que le produjo ese sueño.

Por ello, si quieres conocer su significado, presta atención a las emociones que te hizo sentir ése sueño, así como, observa si éste es repetitivo, frecuente, lo cual te indica que existe algo pendiente de trabajar y superar psicológicamente hablando.

Si las emociones son agradables y positivas, esto nos indica el camino a seguir, la satisfacción de vivir cómo quiero hacerlo, y también muestra anhelos, deseos, ilusiones y proyectos que nos gustaría alcanzar.

Si por el contrario, las emociones que sentimos al soñar son desagradables, incómodas o dolorosas, el significado de ése sueño es importante y revelador, ya que nos muestra una parte subconsciente de nosotros mismos, pendiente de resolver o de superar, como traumas, miedos, preocupaciones, etc…

R

¿De dónde proceden nuestros sueños?

Los sueños activan contenido subconsciente, almacenado y guardado desde la más tierna infancia.

De ahí la importancia de saber interpretar nuestros sueños, ya que es una información muy útil de cómo nos sentimos desde nuestro yo más intimo y profundo.

Tras conocer el significado, el siguiente paso es hacernos consciente de nuestro bloqueo emocional y tratarlo como tal, mediante terapia psicológica, para que se solucionen nuestras emociones negativas, lo cual se verá reflejado en nuestros sueños de una forma diferente, con emociones más agradables y positivas de superación, o bien desapareciendo para siempre las emociones negativas de nuestras vivencias oníricas.

Fuente: http://lamenteesmaravillosa.com/el-mensaje-de-los-suenos/