“Nuestro hijo” constelaciones en TerapiaDirecta Cornellá

El momento del parto en ocasiones es una acción traumática, el hecho de nacer, perder la seguridad y el contacto que representa estar en el útero materno es un shock. Por eso los bebés no quieren estar sólos y necesitan el contacto continuo de un ser querido y reconocido por ellos. Se despiertan sobresaltados y no se duermen si no hay alguien con ellos y esto puede durar años o toda la vida.

Eso es debido a que no han hecho debidamente el traspaso y no se sientes seguros.

En una constelación se vuelve al útero materno y se le explica al feto los cambios tan importantes que le van a suceder, se le da seguridad, amor, confianza y todo lo que el demande.

Lo padres entienden como atender las necesidades de su hijo para que la vida en común sea mas placentera.

También se puede saber lo que el bebé necesita haciendo una lectura de sus registros akáshicos y así hacer las acciones necesarias para solucionarlas.

www.terapiadirecta.com

Anuncios